El rey transmedia

Televisión Española (TVE) lo ha vuelto a hacer. Carlos, Rey Emperador es otra muestra de lo bien que pueden colaborar historia, periodismo y ficción, desde el punto de vista de sus narrativas. Es cierto que en esto de la expansión, combinación e hibridación de relatos, TVE no es una novata. Su laboratorio de medios ha arrojado notables productos transmediáticos tanto en el ámbito de la ficción como en el del periodismo.

Imagen: Carlos, Rey Emperador
Carlos, Rey Emperador

“El mundo de Carlos” constituye un universo transmedia, integrado por un conjunto de medios, plataformas y diversas modalidades de relatos, que interconectan la historia ficcionada de la serie con el contexto histórico e incluso con una serie anterior de la misma cadena televisiva (Isabel) y que convergen en la plataforma de la cadena. Allí se pueden ver en línea los capítulos de la serie, pero además es posible complementar la información de contexto accediendo a las “fichas de los personajes“, que aportan una reseña biográfica, la genealogía, las redes parentales y políticas y una evaluación de la relevancia de cada personaje para los procesos institucionales de la época.

El contexto histórico se reconstruye por medio de cápsulas informativas, en formato de podcasts. La narrativa periodística también se manifiesta en el “mundo de Carlos”. El primer episodio vino acompañado de una entrevista con un historiador, experto en la vida de Carlos V, que respondía a una hipótesis contrafáctica: ¿que habría pasado si Carlos hubiera conocido al Cardenal Cisneros?

El sitio web incluye videos de los “mejores momentos”, “curiosidades históricas” y un “cuaderno de rodaje” (en el que se describen aspectos de cada capítulo, se desarrollan algunas escenas y también se explica como se ha hecho para compatibilizar la realidad histórica con las necesidades del guión, de que manera se adaptan los tiempos y en que medida la ficción y las figuras retóricas, tanto como ciertas licencias narrativas, ayudan a compensar las lagunas de información histórica).

Entre los medios que ayudan a expandir el relato, una producción cinematográfica: La corona partida, de próximo estreno. La película se centra en las vicisitudes experimentadas por la corona de Castilla y Aragón durante el periodo que media entre la muerte de la reina Isabel la Católica y la de su marido, Fernando de Aragón. Una peculiaridad del film es que recupera algunos personajes de la serie Isabel, que exhibió TVE hasta hace algunos meses, encarnados en los mismos actores que los interpretaron en la producción televisiva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s