Recordatorio: reglas de presentación de trabajos

Oi una vez decir al ex presidente de la agencia Efe, fundador de la Fundación para el Español Urgente y maestro de la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, Álex Grijelmo, que “un periodista debe escribir bien y rápido, siempre”. Y agregó algo así como: “si escribe rápido y mal, mal; pero si escribe bien y lento, mal también”. O sea que la premura es una excusa a la que no deberíamos apelar nunca, jamás, los periodistas. Tampoco los estudiantes de periodismo.
Me acuerdo ahora de esa frase por dos motivos. Primero, porque en los aeropuertos hay demasiadas horas muertas. La espera de esta mañana, en tránsito entre Barcelona-Frankfurt-Bogotá, contemplando por los ventanales esta tormenta de primavera*, me ha inspirado para retomar una de mis aficiones: hacer listas.
2014-05-26 08.53.55Segundo, porque hace pocos días concluí la revisión de los trabajos de fin de semestre de mis cursos de Historia del periodismo y Medios y audiencias.
Me doy cuenta de que hay ciertas normas de urbanidad de la presentación de trabajos académicos que, por obvias, se omiten. Cierto es que la urgencia es mala consejera, pero nosotros, periodistas, tenemos que interiorizar que la carrera contrarreloj es una prueba cotidiana en la profesión que hemos elegido. De modo que voy a hacer mi aporte para aquellos estudiantes que en ocasiones se dejan avasallar por las prisas:
  • No entregues nunca, pero nunca, un texto sin revisión previa. Los tradicionales duendes también pululan por la redacción digital.
  • Ten siempre a la mano un buen diccionario. Y ahora que se puede, por qué no recurrir a la edición digital del diccionario de la RAE como manual de cabecera o como talismán, si se quiere. No te limites a consultar los términos exóticos o inusuales; contrasta cualquier mínima duda, incluso tratándose de palabras muy cotidianas.
  • Si envías un texto por algún canal virtual, asegúrate previamente de que el formato sea tolerado. Y posteriormente, cerciórate de que ha llegado al destinatario en una forma legible.
  • Elige un nombre de archivo suficientemente explícito. La persona destinataria no tiene por qué disponer de dotes adivinatorias para identificar autor/a y tema.
  • Todos hemos recurrido en algún momento a excusas relacionadas con inesperados cortes locales de luz, fallos inoportunos de la impresora, la memoria flash o el disco duro, etc. En otras palabras, cualquier justificación que estés urdiendo para evitar la penalización por entrega fuera de plazo, ha sido ya sobrexplotada por otros u otras antes que tü.
  • Existe una regla sin excepciones: toda idea ajena debe ir acompañada de su respectiva referencia. Y esto incluye las paráfrasis.
  • Las tildes no son ornamentos aleatoriamente dispuestos sobre las vocales. Hay unas reglas. La nueva norma de la RAE dice que se pueden eliminar los acentos diacríticos; pero, ¡sólo los diacríticos! En el enunciado anterior se puede apreciar que yo sigo apegada al diacritismo, pero la nueva norma da libertad de acción. Eso sí, en un mismo texto debemos seguir siempre la misma norma: o se eliminan todos los acentos diacríticos o se mantienen todos.

* El borrador de esta publicación se quedó guardado desde el final del semestre pasado. Me pareció extemporáneo publicarlo entonces y preferí reservarlo para el inicio del nuevo periodo académico.

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s