Periodismo posindustrial I: medios y tecnología

¿El periodismo está en crisis? ¿O son los medios los que no encuentran su sitio en la sociedad posindustrial?

Paradójicamente, la situación de los medios parece ser un reflejo de la crisis de población de nuestra sociedad, donde los jóvenes son proporcionalmente menos que los mayores y no tienen capacidad suficiente para hacerse cargo de sus predecesores. (Cabrera 2004, pp. 393-394)

Cabrera se refiere a la crisis del modelo comercial de los medios masivos, que se caracterizaba por una baja segmentación del público objetivo y cuyo modelo de financiación residía netamente en la publicidad. Ese modelo se ha estrellado contra unos cambios sociales que los medios de masas no han sido capaces de prever y que han afectado desde los usos sociales de la tecnología hasta la estructura de las audiencias.

Los medios de la era posmasiva se caracterizan, desde el punto de vista de la tecnología, por la convergencia de tres tipos de recursos: el teléfono, la televisión y la computación (Scolari 2008, cit. en Renó y Flores 2012, p. 45).

Precedentes de la digitalización de la información periodística

Antes de la web 2.0 ya hubo algunos intentos de digitalizar la noticia. Por ejemplo, podemos traer a colación los experimentos del teletexto y el audiotex. Estos sistemas telemáticos intentaron ya desde la década de 1970, convertirse en “periódicos electrónicos”. Entre sus objetivos se planteaban introducir una mayor personalización y facilitar una transmisión más directa de la información periodística (Cabrera 2004, p. 398).

El teletexto comenzó a fines de la década de 1970 en Gran Bretaña. Las primeras empresas en implementarlo fueron la BBC y el grupo ITV (Cabrera 2004, p. 399). La tecnología consistía en la transmisión de ondas hercianas, que se recibían en una pantalla de televisión analógica. Su finalidad era promover la lectura de diarios impreso por medio de un adelanto de sus titulares. Sin embargo, este recurso terminó utilizándose preferentemente para enviar mensajes (con carácter comercial o incluso para contactos personales) y para jugar videojuegos.

En comparación con el teletexto, el videotex representa un paso adelante en el camino de la convergencia tecnológica y la interactividad. Esta tecnología comenzó a desarrollarse por la British Post Office también a fines de la década de 1970 (Cabrera 2004, p. 400). Consiste en información proveniente de un sistema informático, enviada por la red telefónica a los receptores de televisión adaptados y dotados de decodificador. Otra vez, el uso preferente no fue el originalmente concebido, ya que se ha utilizado principalmente para la televenta y los servicios financieros y de mensajería (Cabrera 2004, p. 401).

La era de Internet

La auténtica digitalización coincide con una liberación de la información respecto a los soportes físicos, que no son ya los que determinan el formato y las modalidades de recepción. En cambio, el usuario puede optar entre múltiples soportes de acuerdo con sus preferencias y hábitos cotidianos. La información, entonces, requiere adecuarse a esas formas de uso y consumo.

Y es que llegó la hora de la desmaterialización de los soportes. (Ramonet 2013, p. 26)

La internacionalización de Internet también ha sido considerablemente veloz: en 1995 se conectaban más de 50 millones de personas, a inicios del s. XXI lo hacían 200 millones, en 2003 ya había más de 540 millones conectadas (Cabrera 2004, pp. 402-403).

History of the Internet

La entrada de los periódicos en la era digital se produjo de manera bastante rápida. Cabrera (2004, p. 402) indica que, aunque al principio Estados Unidos marcó el ritmo, Europa se incorporó pronto al fenómeno de digitalización y “los diarios llegaron a instalarse en la red a un ritmo de tres nuevas publicaciones cada día”.

La prensa fue el primer medio periodístico que se atrevió a emprender la digitalización; le siguió la radio (aunque la expansión de los receptores de radio digital es todavía lenta) y finalmente llegó la televisión digital o interactiva (Cabrera 2004, p. 403). La TDT (Televisión Digital Terrestre), sin embargo, aunque ofrecía una promesa de interactividad y una revolución en las prácticas de difusión y consumo de información, en la práctica ha tenido una difusión más bien lenta y accidentada. Y en los países en que ya está instalada, se ha visto que los usuarios tampoco hacen pleno uso de las posibilidades de interacción, ya sea por limitaciones técnicas o simplemente por hábitos de consumo.

A partir de la digitalización del periodismo, iniciado en la década de 1990, tres diferentes modelos de medios digitales se han desarrollado (Cabrera 2004, pp. 404-405):

  1. Modelo de reproducción facsimilar.
  2. Modelo adaptado.
  3. Modelo digital.

A estas alturas, ya es posible describir algunas tendencias del desarrollo tecnológico y los usos de la información periodística digital: convergencia tecnológica (Scolari 2008); divergencia de contenidos (Canavilhas, comunicación personal); integración empresarial vertical/horizontal (desde las políticas de liberalización de la década de 1980 en adelante); nuevos modelos de negocios (Cabrera 2004, pp.405-407); multimedialidad (uso simultáneo de texto, imagen y sonido) e hipermedialidad (integración de medios y sus lenguajes); hipertextualidad (escritura no lineal); interactividad (comunicación bidireccional); instantaneidad (información en tiempo real); personalización (nuevas formas de segmentación e información a la carta); distribución global (distribución directa, universal y al mínimo coste; Cabrera 2004, p. 403); posibilidad de nuevos servicios (como almacenamiento de datos y búsqueda de información; Cabrera 2004, p. 403); movilidad (Flores y Renó) y “segunda pantalla”; hibridación de géneros (Campalans y Gosciola 2013); colaboración y periodismo ciudadano (“Nosotros, los medios”, Gilmor). Y nuevos surgen nuevos temas de discusión y nuevas instituciones sociales que afectan la práctica periodística: derechos de autor, derechos de privacidad y “derecho al olvido”, políticas públicas y privadas de comunicación y regulación de la prensa, financiamiento de los medios, por ejemplo. Sobre este último asunto, se están haciendo experimentos para liberar a los medios periodísticas de los recursos de la publicidad, como el crowdfunding y el mecenazgo.


Ejercicio en clase

Vamos a buscar ejemplos de los fenómenos indicados a continuación e intentaremos categorizar los cambios que ha experimentado el periodismo en cada caso, en comparación con el periodismo de masas.

  • Del multimedia al hipermedia
  • Movilidad

En la comunicación móvil se está produciendo una convergencia (Cebrián y Flores 2011, pp. 69-70) de medios, sus tecnologías, lógicas de producción y sus respectivos lenguajes. Los dispositivos móviles constituyen una “segunda pantalla”, en la cual pueden disponerse contenidos de variados tipos, incluyendo noticias, prácticamente en tiempo real y de manera ubicua. El desarrollo de aplicaciones de noticias para receptores móviles está a la orden del día. Ello obliga a los periodistas a adaptar sus lenguajes y lógicas de producción, para adaptarse a esta ubicuidad. También las agendas periodísticas han debido adecuarse.

  • Nuevos modelos de negocios

“Periodismo sin ánimo de lucro” y función pública del periodismo. Mecenazgo. Crowdfunding. Emprendimiento en medios digitales y periodismo, startups. Muro de pago. Caso The Times. Caso NYT (metered sytem). Caso El País.

Periodismo hiperlocal.

Aplicaciones.

Prensa gratuita impresa.

  • Regulación de la prensa

Argentina, Ecuador, Venezuela. Debate en Colombia.


Referencias

Cabrera, M. A. (2004). Periodismo digital y nuevas tecnologías. En C. Barrera (Ed.), Historia del periodismo universal (pp. 393-417). Barcelona: Ariel.

Ramonet, I. (2013). La explosión del periodismo: De los medios de masas a la masa de medios. Madrid: Clave Intelectual.

Renó, D. y Flores, J. (2012). Periodismo Transmedia. Madrid: Fragua.

Scolari, C. (2008). Hipermediaciones. Barcelona: Gedisa.

Anuncios

Un comentario sobre “Periodismo posindustrial I: medios y tecnología

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: