La prensa popular

Calendario de 1906
Calendario de 1906, publicado por G. Bennet.

El relato de la historia de la prensa popular se inicia con la llamada Prensa del Penique (Penny Press). Desde luego, el nombre proviene del valor asignado a cada periódico, que por primera vez pasa a ser asequible para las clases populares. Ese modelo económico y popular sólo es posible gracias a la publicidad, que desde el s. XIX se convierte en el principal medio de sostén de la prensa.  La innovación se suele atribuir a G. Bennet, editor de The New York Herald en Estados Unidos. Pero la misma idea se le había ocurrido también a un editor francés, Émile de Girardin (editor de La Presse, 1836), quien la explicaba de manera elocuente en una declaración pública:

Émile de Girardin
Émile de Girardin

Es preciso reducir el precio de venta lo más posible para elevar al máximo la cifra de suscriptores; la publicidad pagará por el lector. Colmará la diferencia entre el precio de coste de un ejemplar y su precio de venta deficitario. Cuanto más bajo sea ese precio de venta y más alto el número de ejemplares, más caros serán los anuncios. Corresponde a los anuncios pagar el periódico.

Girardin apostaba por la prensa comercial, financiada por publicidad, y encontraba férrea oposición en su entorno.

El modelo de la prensa popular es rápidamente adoptado por más medios, principalmente en los Estados Unidos. Es el modelo asumido, por ejemplo, por  The Sun o New York Herald, entre otros. Ese modelo (sus lenguajes, tecnologías, agenda temática) irá influyendo en periódicos “serios”, incluso algunos europeos (The Times, 1785; Le Figaro, 1825; The New York Times,  1851).

Durante la segunda mitad del s. XIX y gran parte del XX, dos modelos de prensa conviven: la prensa popular, que sigue el modelo norteamericano, y la prensa europea de élite, principalmente dedicada a agendas de economía y finanzas y que mantiene el estilo ensayístico de la prensa doctrinaria de décadas anteriores.

La prensa popular tiene claros fines comerciales y sus empresarios comprenden pronto que la concentración de medios puede resultar una eficaz estrategia empresarial. Una relación de los medios que dirigieron en su momento, respectivamente, J. Pulitzer y W. R. Hearst así lo corrobora:

Pulitzer: Westliche Post, St. Louis Dispatch, New York World.

Autopublicidad de periódicos de Hearst
Autopublicidad de los periódicos editados por W. R. Hearst.

Hearst: The San Francisco Examiner, Los Angeles Examiner, The Boston American, The Atlanta Georgian, The Chicago Examiner, The Detroit Times, The Seattle Post-Intelligencer, The Washington Times, The Washington Herald, The New York Journal.

Anuncios

2 comentarios sobre “La prensa popular

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: